Tips para reformas de cocinas y baños en Madrid

La cocina y el baño son estancias esenciales en una vivienda. Si se encuentran en mal estado y están viejas y anticuadas van a hacer que veamos todo el piso con malos ojos. Por eso, las reformas de cocinas y baños en Madrid te ayudan a estrenar casa. 

Qué se hace en las reformas de cocinas y baños en Madrid

El nivel de profundidad de una reforma, obviamente lo va a marcar el estado de la vivienda y tu presupuesto. Puedes hacer una reforma que consista sólo en un lavado de cara de estas estancias o puedes proyectar una reforma integral en la que cambias y modernizas todo. 

La verdad es que una vez que te metes en harina, la reforma integral es casi la mejor opción. Y así vas a disfrutar de la cocina y del baño que deseas. 

En las reformas de cocinas y baños a modo global se sanean todas las instalaciones: agua, electricidad, gas. De este modo se consigue mayor seguridad y también mayor eficiencia energética

Una de las cosas que primero pensamos en relación a una reforma es que la cocina o el baño queden bonitos: los muebles, el suelo, los baldosines... Y es cierto que la estética es importante, pero lo fundamental es que una reforma nos proporcione mayor funcionalidad de la que tenemos ahora. 

El triángulo de trabajo en la cocina

En la búsqueda de funcionalidad -entendida como comodidad para trabajar, moverte en la cocina y disponer de más capacidad de almacenaje- el triángulo de trabajo es una teoría a tener en cuenta. Esta teoría de arquitectura desarrollada en los años 40 en Estados Unidos defiende la importancia de conectar tres zonas principales de la cocina:

  • Almacenamiento (nevera)
  • Zona de cocción (placa)
  • Zona de limpieza (fregadero)

Haciendo un triángulo entre ellas se consigue estar más cómodo trabajando y tener mejor acceso a todo lo que necesitamos. Lo ideal es tener una cocina en U en la que la zona de limpieza se sitúa en el centro y a cada lado se instala la cocina y la nevera. 

Otra opción es una cocina en L. En ella también hay que situar el fregadero en medio. Aunque hay que reconocer que si hay más de una persona trabajando a la vez, se estorban. 

El problema es que a veces las dimensiones de la cocina no permiten hacer un triángulo. Son las cocinas en línea o cocinas en paralelo

Un baño como zona de relax

En cuanto al baño, como en las reformas de cocinas en los baños hay que buscar la funcionalidad. Unos sanitarios sin obstáculos (ducha a ras de suelo) y una distribución del espacio que permita tener espacio de almacenaje. 

Con una reforma se tiene que conseguir que el baño no solo sea un lugar de aseo, sino un espacio de relax. Por eso escoge azulejos y suelo que den luz y con los que puedas crear un ambiente que transmita limpieza y a la vez calidez y tranquilidad.